Queremos un Parto Respetado.






Dentro de la Semana Del Parto Respetado (o parto humanizado) que se celebra internacionalmente, Centro SerMujer quiere resaltar la importancia de visibilizar este tema. Esta semana surge como una iniciativa de la Asociación Francesa por el Parto Respetado (AFAR) el año 2004. Si bien es de sentido común que el parto debiese ser respetado, lamentablemente vemos en nuestras pacientes, amigas y a veces nosotras mismas, historia de tristezas, decepción y en el peor de los casos traumas en torno a lo que debiese ser un gran día para las mujeres y sus hijos e hijas. Además, hay bastante evidencia sobre las consecuencias de una experiencia negativa de parto, las que pueden ser, tanto física como psicológicamente, muy graves para la madre y para su bebé.

Hay múltiples causas para que la vivencia íntima de un parto se sienta como no respetado, pero por ahora nos detendremos en aquellas prácticas recomendadas y no recomendadas por organismos nacionales e internacionales. Entre estos encontramos el documento: Recomendaciones de la OMS: cuidados durante el parto para una experiencia de parto positiva, publicado por la Organización Mundial de la Salud el año 2018(y que puedes leer aquí), y recomendaciones de organismos nacionales como la Fundación Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO Chile).

La semana del parto respetado se vuelve aún más importante este año, dado que durante el año 2020 y 2021, en el contexto de la pandemia por COVID 19, se ha sentido un retroceso en términos del respeto de derechos de las mujeres gestantes; derechos que se han ido fortaleciendo lentamente a través del activismo y la información de la necesidad de recuperar los partos, desde su casi absoluta medicalización en la décadas anteriores, hacia las mujeres, las protagonistas juntos a sus recién nacidos, de tan maravilloso acto: el de parir.

Actualmente en nuestro país está en discusión parlamentaria el Proyecto de Ley de Parto Respetado (o Ley Adriana), que ya existe en otros países latinoamericanos tales como Argentina, México y Venezuela.


¿Que se entiende por parto respetado?

Durante todo el trabajo de parto y parto

· Durante todo el trabajo de parto y parto, se encuentra el tener un cuidado materno respetuoso, con el fin de mantener su dignidad, privacidad y confidencialidad, libre de discriminación,

· También es imprescindible el aporte de información clara y completa a la madre, de manera que la madre y su compañero o compañera sean capaces de entender la información que se les da

· Todas debemos tener la oportunidad de tener alguien en quien confiemos, acompañándonos y dándonos fuerza en tan preciado momento. Puede ser tu pareja, tu matrona, doula, madre o padre u otro.


Primera etapa del trabajo de parto

· Se nos deben respetar los ritmos y tiempos normales del trabajo del parto. Es importante saber de las diferencias en términos de duración de los periodos de trabajo de parto.

Se habla de primera etapa latente cuando se está con contracciones uterinas y dilatación del cuello uterino menor de 5 cm, esta etapa es de una duración muy variable entre mujeres y no está definida una duración estándar.

Se habla de primera etapa activa cuando la dilatación va desde los 5 cm hasta la dilatación completa, en general esta etapa dura menos de 12 horas.

Por lo tanto, no se puede predecir cómo evolucionará un parto, por ejemplo, viendo el tiempo en que se dilata una madre durante la primera etapa. Así, frases como “es que no te estás dilatando lo que deberías” no debiesen darse, a menos que hubiesen reales riesgos para la madre o su bebé, los cuales se conversan con la madre y acompañante de manera que estos riesgos sean comprendido y bien sopesados… en un parto las emociones se disparan y dispersan y muchas veces esto nos ponen en mayor riesgo de decidir presionadas por el “tiempo” o por el temor, “por si algo malo llegase a pasar”. Así, la OMS no recomienda intervenir trabajos de parto, que vayan a menos de 1 cm por hora, solo porque van más lento del promedio. Tampoco se recomienda “acelerar los partos” antes de los 5 cm de dilatación ya sea con oxitocina o cesáreas, a no ser que haya riesgo real de la salud de la madre o el bebé.

· Dentro de las medidas que NO están recomendadas por las organizaciones internacionales encontramos el tener que rasurar el área púbica, el uso de enemas preparto de rutina (tratamiento para no tener deposiciones en el parto), o cualquier intervención para prevenir un trabajo de parto prolongado solo basado en el concepto de tiempos, entre estos están la rotura manual de membrana (amniotomía), uso o aumentación de oxitocina.

· Desde el punto de vista del manejo del dolor, la OMS recomienda que esta técnica sea siempre de acuerdo a las preferencias de la mujeres, pudiendo ser el uso de anestesia epidural, uso de analgesia endovenosa, técnicas de relajación, música, mindfulness, técnicas de respiración, masajes, aplicación de pack de calor, etc. Esto nos habla de que una mujer tiene el poder de elegir la técnica para disminuir (o no en caso que así sea su elección) el dolor del parto, no ser impuesto… y también se nos debe permitir cambiar de opinión durante el trabajo de parto, sin hacernos sentir como que no fuimos lo suficientemente valientes o somos inconsistentes o cualquier otra opinión no basada en salvaguardar la salud de la mujeres y nuestros hijos e hijas.

· El examen para medir la dilatación del cérvix uterino, a través del tacto vaginal debería hacerse solo de ser necesario, ejemplo, cada 4 hrs. durante la etapa activa de trabajo de parto, siempre explicando que se realizará el procedimiento y el objetivo que tiene.

· El trabajo de parto requiere energía!!! por lo tanto podemos comer y beber líquidos durante este, a no ser que haya una causa que lo impida.

· También podemos elegir movernos durante el trabajo de parto y parto, así también la posición en que queremos que llegue nuestro hijo o hija.


Segunda etapa del trabajo de parto y parto

· Esta etapa es el tiempo que hay entre se llega a una dilatación completa y nace el bebé, caracterizada por los deseos irrefrenables de pujar.

· Su duración es variable entre mujeres y más larga en primer parto (usualmente hasta 3 hrs.) que los subsecuentes (usualmente hasta 2 hrs.)

· La OMS recomienda que la mujer elija la postura que sea de su elección, ya sea con o sin anestesia epidural.

· También recomienda animar a pujar al ritmo de la sensación que sienta la mujer de pujar. (en caso de analgesia epidural esto debe ser monitorizado y decidido de acuerdo a contextos específicos)

· No se recomienda el uso rutinario de episiotomía (este no debería superar el 15% de los partos vaginales), y sí se recomienda técnicas manuales de protección del perineo.

· La maniobra de Kristeller (la presión del fondo uterino) NO está recomendada.


Tercera etapa de parto

· Esta etapa es el tiempo posterior al nacimiento del bebé.

· Se recomienda el uso de uterotónicos para disminuir la hemorragia posparto en todos los partos, de elección es la oxitocina.

· Se recomienda el retraso en el corte de cordón umbilical (al menos no antes del minuto de nacer)

· La OMS recomienda que la mujer elija la postura que sea de su elección, ya sea con o sin anestesia epidural.



Cuidados del recién nacido

· No es necesario la aspiración nasal u oral en RN sanos y que respiran espontáneamente

· La OMS recomienda que el recién nacido esté al menos una hora en contacto piel con piel con su madre para favorecer lactancia y prevención de hipotermia.

· Favorecer la lactancia dentro de la primera hora de vida.

· Uso de vitamina K intramuscular en el bebé, para prevenir hemorragias.

· El bebé se debe abrigar con una o dos prendas más que la madre, no hay necesidad de bañarlo al menos antes de 24 horas.

· La madre y su bebé se benefician de permanecer juntos de manera continua.


Dra. Gabriela Schönffeldt

Psiquiatra perinatal

Equipo SerMujer



Imagen: Recomendaciones OMS (2018)




Entradas destacadas