Testimonio: Matilde



Mi pareja se fue al norte como lo hace semana por medio, al llegar le hicieron el antígeno de rigor, dio positivo por COVID, lo trasladaron a una residencia sanitaria. Inmediatamente me llamó; sorpresa!!! yo también era positivo, ahí estaba, sola, con mis dos niñas, 4 años y la bebe 6 meses, me paralizó el miedo, angustia, incertidumbre, la culpa de tal vez no haberme cuidado lo suficiente, que iba a ser de mis niñas si algo me pasaba, que iba a ser de mi si algo les ocurría a ellas, con la familia lejos y en cuarentena, me dolía tanto el cuerpo como el alma, descubrí que la fuerza que solo te brinda el ser madre y ser mujer te lleva a extremos de los que sin saber como, te paras y sigues, estuve dos semanas en modo automático, a mi bebe le daba pecho cada una hora, sentía que la fortalecía, a mi hija mayor la abracé y contuve tanto como mis fuerzas lo permitieron, las tocaba durante la noche para saber como estaban y pensaba en la angustia de Francisco, lejos de su casa, de sus niñas, enfermo y solo, sin poder hacer nada por cuidar a su familia. Fueron semanas negras, de mucho dolor, pero también de un gran aprendizaje, el amor y el pecho son una barrera inquebrantable, puedo más de lo que algún día creí, no sé como lo hice, pero pasó, mis hijas están sanas, mi pareja volvió, yo, recuperando lentamente el olfato y gusto, sin duda fuimos muy afortunados. Para los que dudan o simplemente no creen, el daño que genera el COVID va mucho más allá de una dificultad respiratoria, es un virus que te deja en la más absoluta soledad y desamparo, el costo emocional es invaluable. Mis respetos para quienes han perdido familia, trabajo y más. No bajen la guardia, POR FAVOR!

Matilde

Entradas destacadas